… pues choco a la gallega

Tiene razón mi amigo Miguel cuando dice que le presto demasiada atención a los chocos, pero hay que reconocer que son abundantes, que se prestan a infinidad de variantes y que estoy pasando un0s días en Huelva, con lo que la materia prima no la tengo muy difícil. Así que me fui al mercado del Carmen, brutal el despliegue para la vista y el resto de los sentidos. De forma rápida un buen choco, que no los limpien con la maquinita fantástica. Volvemos a casa donde nos está esperando una barbacoa en su punto de brasa y en la que asaremos el blanco animal. Pusimos también un par de patatas envueltas en papel de plata, cerca de los rescoldos y en el mientras tanto preparé la típica ajada gallega, esto sí con una guindilla para darle el toque picante. Corte las patatas en rodajas, hice picadillo al choco en trocitos pequeños, como de 1 cm, y lo deje caer sobre aquellas en una fuente adecuada y en la que finalmente vertí la ajada. Bueno nunca lo probé así y creo que es una variante muy adecuada. Tanto caliente como tibio está más que bien.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s