Archivo de la etiqueta: chocos

… pues choco a la gallega

Tiene razón mi amigo Miguel cuando dice que le presto demasiada atención a los chocos, pero hay que reconocer que son abundantes, que se prestan a infinidad de variantes y que estoy pasando un0s días en Huelva, con lo que la materia prima no la tengo muy difícil. Así que me fui al mercado del Carmen, brutal el despliegue para la vista y el resto de los sentidos. De forma rápida un buen choco, que no los limpien con la maquinita fantástica. Volvemos a casa donde nos está esperando una barbacoa en su punto de brasa y en la que asaremos el blanco animal. Pusimos también un par de patatas envueltas en papel de plata, cerca de los rescoldos y en el mientras tanto preparé la típica ajada gallega, esto sí con una guindilla para darle el toque picante. Corte las patatas en rodajas, hice picadillo al choco en trocitos pequeños, como de 1 cm, y lo deje caer sobre aquellas en una fuente adecuada y en la que finalmente vertí la ajada. Bueno nunca lo probé así y creo que es una variante muy adecuada. Tanto caliente como tibio está más que bien.

… pues habas con chocos

Que me perdone Huelva, porque su emblema culinario lo adultero a mi manera. El resultado es muy bueno pero quizás allí no les haga mucha gracia.
Como un kilo de chocos, medio de habas (me las han traído del campo y están magníficas) unas tres cebollas frescas, unos dientes de ajo, una buena zanahoria y medio pimiento rojo. Toda la verdura en brunoise sofrita a poco a poco. Se le añade el choco troceado en dados y se le da un par de vueltas pare que se impregne bien. Un buen vaso de manzanilla de Pedro, Aurora mejor, una cuchara de postre de pimentón, una cucharilla de café de comino, sal un poco de pimienta moliada, perejil y unas hojas de hierbabuena. Media horita de cocción y a disfrutar.

image

… Pues potaje de garbanzos con chocos

Dice mi cuñado que ya no voy por Huelva a verlos, pero eso es porque han dejado de invitarnos, que comemos mucho. Bueno, bueno, no es para tanto. Hace frío, llueve y está el día desangelado, así que un buen potaje de garbanzos y choco tiene que sentarnos bien y me quito el mono de Huelva. He usado un choco de unos 700 grs.  y diez puñados de garbanzos. Dos pimientos verdes de freír, un par de zanahorias, una cebolla que no era muy grande, cinco dientes de ajo y un tomate grande. He hecho un sofrito que no lo he pasado mucho, con toda la verdura. El tomate lo he rallado. Sal, diez o doce granos de pimienta, un poco de romero y comino. Cuando estaba en el punto de cebolla tierna y zanahoria entera, lo he triturado todo muy bien y lo he pasado por el chino. Mezclamos con los garbanzos y el choco troceado, y añadimos el agua necesaria. Unas hojas de laurel, una ramita de apio y un par cucharaditas de pimentón y fuego lento de un par de horas por lo menos. No ha salido mal, la verdad.

… pues papas con chocos

Esta claro que hacer unas papas con chocos no tiene mucha historia, pero como el blog tambien me sirve de archivo en la nube me viene bien dejarla escrita por si las moscas.
Bien como un kilo de choco limpio cortado en trozos grandes, medio pimiento de asar, rojo mejor por el colór, tres pimientos verdes de freír, una cebolla, seis dientes de ajo, prefiero una lata de tomate troceado que el natural, me ahorro tener que quitar la piel, dos o tres zanahorias, una hoja de laurel, una pastilla de avecrem de pescado, un poco de comino, un poco de pimienta en polvo y como un kilo de patatas.
Como siempre hacemos un buen sofrito con todos los ingredientes, salvo los chocos y las patatas. En este caso lo he dejado pasar un poco mas para probar. Un poco antes de que consideremos que el sofrito esta en su punto añadimos los chocos y los mareamos bien.
Rompemos las patatas y añadimos sal, vino bueno, mejor oloroso, y agua. Ponemos ña cocer al mínimo una horita. Que os aproveche!!.

… pues fideua de chocos y gambones

Nos fuimos a celebrar el cumpleaños de Lolita los de siempre, unos 30 sin contar los niños (que crecen y comen tela). Me apetecía una fideua y de segundo atun con sanfaina (pero hecho a mi manera), También corte unos tomates de chipiona en rodajas finas a las que añadí ajo, vinagreta y perejil. Unas anchoas en vinagre para quitar el sentido. Buen chorizo, mejor salchichón, queso boffard, aceitunas y patatas fritas.
Bueno la fideua, para 30, preparamos un sofrito en la olla con una cebolla grande y unos tres puerros cortado todo muy fino. Un kilo de gambones a los que les separo las cabezas y las frío con 3 dientes de ajos fileteados. Separamos las cabezas que vamos poniendo en el chino para machacarlas y sacarle todo el jugo posible. Los ajos y el aceite lo pongo en la olla del sofrito. Suelo comprar un botes de 125 grs de carne de ñora, que se lo añado completamente al sofrito ya hecho. Un buen manojo de perejil picado le viene estupendamente. Un choco cortado en taquitos de 2 kilos. Les doy un primer hervor simplemente cubriéndolos de agua, y aprovecho el caldo para facilitar el machacado de las cabezas en el chino. 1/2 kg de navajas, a la que le hago lo mismo que a los chocos, y además troceo despues y les quito la bolsa negra.

Salpimento y añado tabasco al gusto. En la olla habrá caldo suficiente como para darle una coción de unos diez minutos, no se nos vayan a quedar duro los chocos. No tendrá mucho caldo. Justo antes de comer añadimos un kilo y medio de fideos cabello de angel (a todo el mundo le gusta la fideua con fideos del 4, pero yo lo prefiero finos) añadimos un poco de aceite y los freimos en el poco caldo que haya, posteriormente le añadimos caldo de pescado sólo para cubrir, el cuerpo de los gambones troceado grande y tras unos 3 o 4 minutos ya está listo parta servirse. Fue alabada la fideuda.

… pues albóndigas de choco

Estuvimos en Bajo de Guía de los Bermejales. Siempre nos ha gustado mucho, y pedimos albóndigas de choco que estaban para tirárselas a la cara al cocinero. El resto de lo que pedimos bien, especialmente las tortillitas de camarones. Total que le dije a los López Vozmediano que teníamos que hacer un acto de desagravio y que al día siguiente les invitaba a comerlas como Dios manda (y en Huelva aprendí).
Compre un choco fresco que pesaba un kilo. Lo trituro con el aparato que trae la batidora para picar, lo pongo en un bol y añado ajo, cebolla y perejil picados, sal y dos huevos batidos con un chorreón de leche. Se le añade pan rallado lo suficiente como para poder hacer la albóndiga. Le suelo añadir un poco del vino con el que después haremos la salsa. Se enharinan las albóndigas y se fríen.
La salsa al gusto, por ejemplo, sofriendo pimientos de asar rojos, pimiento de freír, ajo, cebolla, tomate, vino, sal y pimienta. Se le añaden las albóndigas, que se guisarán unos 10 minutos con la salsa y a reventar. ¡Qué buenas y qué desagravio¡. Magníficas.